viernes, diciembre 29, 2006

Naturalezas

El madroño (Arbutus unedo L.) es un curioso arbolito en el que es posible contemplar, simultáneamente, flores y frutos. Esto no tendría nada de particular si se tratara de elementos de la misma añada: cualquier planta hortícola nos lo permite. Lo llamativo del caso es que los frutos corresponden a la floración del año anterior. Durante todo un año, las pequeñas esferas punzantes van engordando muy lentamente; con la llegada de los primeros fríos, de las primeras heladas realmente, mudan la color hasta convertirse en rojas. Al mismo tiempo, se produce una nueva floración. Esta es una segunda particularidad del madroño: su floración hiemal. Uno se pregunta qué insectos polinizarán las flores: ninguno, evidentemente. El frío los tiene a todos a buen recaudo. Así pues, las delicadas florecillas blancas se autofecundan con más o menos éxito. El porcentaje de fecundación es bajo: menos del cinco por ciento de las flores darán lugar a un fruto. Eso sí: hermosísimo y delicioso.
Frente a la naturaleza viva del madroño del patio, la naturaleza muerta de las perdices rojas y el conejo que nuestro generoso y cinegético vecino nos regaló ayer por la tarde. Es muy interesante y rentable tener un amigo cazandangas: nos provee de setas (macrolepiotas, níscalos…), de diversa caza menor y de buenas anécdotas venatorias. Gracias a él, por ejemplo, sé que el acrónimo V.S.O.P. que lucen las etiquetas del buen coñac francés significa “Virgen Santa, Otro Poquito”, conocimiento faction que no está al alcance de cualquiera. Ya tenemos destino reservado para sus últimos, generosos regalos: el conejo (Oryctolagus cuniculus) se convertirá en una abundante olla de conejo con caracoles (cunill amb cargols), plato ampurdarnés digno de corazones honorables; las perdices (Alectoris rufa) contribuirán sin remedio a la confección de unas judías con perdiz de las que dejaré constancia en este lugar. Además, se las tengo prometidas al Marqués, que anda últimamente quejoso y hasta querenciado con la melancolía de las amistades fallidas. Espero contribuir a su total curación espiritual con un homenaje gastronómico que, convenientemente, regaremos con unas botellas de Quercus.

16 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola, Protac, bonito post. Me creo en el deber de advertirle que, como le contarán sus vecinos manchegos del IREC, las Alectoris rufa probablemente sean más falsas que Milli Vanilli, con la mitad del genoma de perdiz chúkar y la otra de perdiz moruna. Aunque lo más seguro es que estén riquísimas, anyway.
Aprovecho para desearle lo mejor el año entrante, y para desearme a mi seguir leyéndole en casa AE.

mari pili

12:43 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Hola Mari Pili: bienvenida por aquí. Según la PCR, y en palabras de Rafa Villafuerte (primer Director del IREC), en según qué fincas aún pueden encontrarse Alectoris rufa hasta de ocho generaciones. Pocas, pero haberlas, haylas. Espero que las que me coma, lo sean. La finca donde habitaban, es de garantía.

12:50 p. m.  
Anonymous Amantetc said...

Querido amigo, sólo quería enviarle un abrazo y mis mejores deseos para el 2007. Qué se cumplan todos sus caprichos!
Besos a Carmen y las niñas. Y caricias varias a Davis.

P.D. preparé las cocohas de bacalao al pil pil, siguiendo su receta e indicaciones, al pie de la letra. Nunca lo había hecho antes y salieron riquísimas. Emocionante fue ver como poco a poco las cocochas liberaban su gelatina que quedaba perfectamente ligada con el aceite.

2:34 p. m.  
Anonymous Voyeure said...

Para los mejores anfitriones del mundo Pa, Carmen, Princesas y Davis

¡¡Feliz Año nuevo!!

(Espero que esta vez llegaran las fotos)

4:35 p. m.  
Blogger El Blues de la Estufa Divina said...

Te pido un favor: lee mi comentario en "Turbulento pasado".

Gracias. Un abrazo desde México.

8:31 p. m.  
Blogger TheoSarapo said...

Querido Prota: drástica naturaleza muerta. Solo accesible a quién ha tenido una perdiz moribunda de perdigones entre las manos.

Feliz año. Y a ver si se anima usted a cruzar la Cordillera Cantábrica, hombre.

10:23 p. m.  
Anonymous Fernando Terreiro said...

Yo cuando escribo en el ordenador veo desde mi ventana el madroño que tengo en el jardín. Ya le quedan pocos furtos y como a Antonio López en El sol de membrillo no me dio tiempo a pintarlo, ni , tengo la impresión, a disfrutarlo. ¿De verdad son deliciosos los frutos del madroño?

10:35 p. m.  
Anonymous Gengis Kant said...

Don Pró, ya sabrá Vd. que unos de Harvard aconsejan "la ordenación paisajística" del campo manchego; con sus molinos de viento y demás chucherías. Peluquería campestre.

12:22 a. m.  
Blogger Librepensadores said...

Jara y dedal de zurcir naturaleza, don Protac. Aprovecho este comentario suyo, recien cazado, para desearle muy feliz año. Y nosotros que lo disfrutemos.
Bartleby.

1:17 a. m.  
Blogger Protactínio said...

Un peix a Catalunya: gracias por su visita que, espero, se repita. No sé yo si a Martín Vigil y a Gironella se les puede calificar, sensu stricto, de "antifranquistas". Mucho, desde luego, no lo serían cuando medraron y triunfaron en apacible convivencia con el régimen. Pero no son caso único, desde luego. En el caso del cura (a Gironella no lo volví a leer desde que me hicieron tragar "Los cipreses creen en Dios", que fue definitivo como terapia aversiva), digamos que se situaba, en mi opinión, en la cómoda postura de las sugerencias más que de las críticas en sí. Doctrina social de la iglesia y poco más. Ortodoxia jesuítica. Pero ya se sabe que los jesuitas andaban siempre con una vela a Dios y otra al diablo. Quizá sea "Los curas comunistas" su novela más significativa en el sentido de tu pregunta. Pero el "auténticamente" gauchista acaba mal, si recuerdo con claridad. Una novela moralizante (como casi todas las suyas, por otra parte) que nos enseñaba precisamente eso: los social-cristianos son buenos; los marxistas, malos de rabo, azufre y cuernos.

11:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Junta al Marqués con Aristóteles [VIII y IX de Ética] mientras cocinas.
¡El que come se salva!
Me quedo con ganas de ver completo el plumaje de la rufa.
Madroño …
“Han florecido los azafranes de primavera. Da la impresión de que se ven tenuemente, en medio de la bruma que forman las noticias”
Los he visto crecer, rosa y amarillo, en el aluvión de fina arena de granito.
¿Se sigue plantando azafrán en los campos de Castilla-La Mancha? ¿Dónde? ¿Cuándo?

--jose lv

2:37 p. m.  
Blogger Comando Norma Aleandro said...

Protactinio:

Salud y felicidades desde el otro lado del Atlantico.

Prospero 2007 le desea...

CxNxAx

11:17 p. m.  
Anonymous Que esta pasando? said...

Un saludo a todos, tras el inesperado cierre o lo que sea, de blog arcadiano, he visto en el nick de Protactínio , la dirección de su blog. Un placer poder visitarlo, y leerles, espero continuar leyendoles, y en alguna ocasion, escribir yo tambien.

Un saludo y feliz 2007

Mª Carmen

3:21 p. m.  
Anonymous consultor said...

¿Se ha cerrado el nickjournal de Arcadi? ¿Se reabrirá?

12:44 p. m.  
Blogger El Blues de la Estufa Divina said...

¡Gracias, Protactinio! Tu respuesta me ha servido de mucho. ¡Y muchas felicidades por tan excelente blog!

8:03 p. m.  
Blogger Toño said...

Interesante el mundo de los insectos eh!
Hay una invitación para visitar mi espacio donde hay muchas fotos de insectos acuáticos (escarabajos, libélulas, moscas, efemerópteros, tricopteros, chinches, etc. ) que yo mismo colecte, identifique y fotografié en la selva de los Tuxtlas, Veracruz, México. Ojala y les agraden, soy biólogo-taxónomo y espero hacer mas amigos que les agrade la entomología.
La direccion es http://antoniobichoacuatico.spaces.live.com
Muchos saludos y hasta pronto
Toño

6:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home