martes, julio 11, 2006

Cuaderno de California (3)

Tempranillo


Un aspecto positivo que tiene carecer de historia es, precisamente, la posibilidad de ir haciéndola según la propia inventiva. Además, uno puede permitirse el lujo de no andar banduendo entre la Escila de cambiar la vida y el Caribdis de cambiar la historia, que es en lo que lleva la vieja cultura occidental mucho antes de que Marx y Bakunin polemizaran al respecto. La historia del vino en California es la que se hace día a día, espaldera a espaldera; si un varietal parece interesante y es apreciado en Europa, se ensaya, se estudia y –si resulta viable–, se planta y se produce vino. Fue una sorpresa, hija del desconocimiento, encontrarme con varios tempranillos del valle de Napa y alrededores en mi primera visita a un fantástico market con una sección de vinos que ya quisieran muchas tiendas especializadas en España; además, quiere el azar que dicha catedral de la enofilia se encuentre –¡que viva el gran Baco!– justo en frente de casa. Cuando voy por la mañana a comprar la deliciosa Ciabatta para preparar el almuerzo, aprovecho para echar un vistazo, ver alguna novedad y familiarizarme con marcas y precios.
El domingo pasado, quizá para celebrar el triunfo de los italianos a los que las chicas de esta casa declararon formalmente como mucho más guapos y apetecibles que los galos, compramos una botella de Dunnigan Hills 2004, de bodegas Matchbook. Este media crianza es un coupage que lleva un 76% de tempranillo, un 10% de Malbec y un 7%, respectivamente, de Syrah y Petit Verdot. Las treinta hectáreas de viña que John y Lane Giguiere, en su día cotizados viticultores por cuenta ajena en Napa, decidieron plantar una vez independizados, están situadas cerca de Sacramento, aquí al lado, en un suelo algo más calcáreo que el del valle pero con un clima muy similar. De éllas, la mitad lo son de tempranillo, ocupando el resto las mencionadas variedades tintas y, cómo no, la sempiterna Chardonnay.
El vino está trabajado de forma muy moderna. Con un color muy expresivo y, todavía, brillante, tarda un poquito en abrirse (lo cual es lógico, si se tiene en cuenta el 24% de acompañamiento constituido por variedades bastante “cerradas” como la Malbec o la Pinot) pero, cuando lo hace, entrega unos aromas frutales muy complejos, bien matizados por un suavísimo roble nuevo; en la boca, aparece el tempranillo con toda la explosión redonda que esta variedad produce cuando se trabaja bien. Ligeramente más ácido que los tempranillos/cencibeles manchegos, tiene asegurada, sin embargo, una mayor duración en la botella. Al pasar el trago, me recordó a un buen crianza de Ribera del Duero, pero con la mayor complejidad y riqueza gustativa que le aportan las variedades minoritarias.
Y todo ello, por sólo catorce dólares: eso aquí es un regalo.

13 Comments:

Anonymous julia said...

No se me ocurre nada, es aún muy temprano. Pero no podía dejar de entrar. Buenos días/noches. Un saludo.

7:29 a. m.  
Blogger Incorrecto said...

Comentario correspondiente a la página anterior: pues a mí las euskotxinas me dan mucho morbo. Aunque suena raro eso de eus-kotxinas.

11:42 a. m.  
Anonymous Gatopardo con el tinto de la mañana said...

Si Incorrecto, echándole un poco de imaginación, o tras una de las "catas" del amigo, la chinita de verde igualita a Lucy Liu De Charly.

Por cierto, que qué pericolo tiene Protactínio con esa vinoteca delante de casa.
Lo que no le han dicho es que abrieron la tienda cuando se enteraron de que las prole protactínia recalaba en ese chalés. Así de dinámicos y emprendedores son estos yankees.

Un abrazo.

12:35 p. m.  
Blogger marquesdecubaslibres said...

Le leo con una copa de Valserrano crianza en la mano (de 14 dólar aprox.), un tempranillo todo sutileza riojana. Cada día me gustan menos los vinos "modernos", de diseño. Quizás sea porque me gusta tanto el vino que no quiero saturar mis papilas. Me temo que en Napa abundan los vinos expresivos, ¿es así?

4:08 p. m.  
Blogger el richal said...

Ah! dagustinirrin sabelque tengo tambein antipasados en las amequiras. Este Tempranillo que cabrón ique jodio era ique mala lesche gastaba seimpre conel trabuco apuntando pato laspartes, sino quiselo digan ami tataragüela, je, je
Paz y amor don Perdulario...

4:21 p. m.  
Blogger el richal said...

Un beso enla frente a su señoa esposa mentrias toco elorganillo y y canta un sapodoble Ortega Cano para que baile lacabra... Ole!!

4:25 p. m.  
Blogger el richal said...

titiriri tititiriri titirirititi...

4:27 p. m.  
Blogger el richal said...

que se peprare el Arganboys ese queste verano meboy con la Pili los txurumbeles ilas peliculeras del velse ese que perdie mas aciete quela palanca de cambios del Prestige, a Huerva de vacasiones jarrpayorisiooonn!!!!

4:31 p. m.  
Anonymous happel said...

Disfrútenlo.

http://www.youtube.com/watch?v=hf9GkecKbqI&search=la%20edad%20de%20oro

6:51 p. m.  
Anonymous Sr. Verle said...

Maese Pa:
Nunca nos decepciona. Estoy de bolos por provincias largando ponencias y con unas copas de un buen tempranillo, clásico, Viña Alberdi del 99, añoraba su blog.
Otro asunto por cierto, aunque algo me ha llegado de buenísima fuente, no me vendría mal, espiritualmente, su opinión, distanciada en el buen sentido de la palabra, del congreso CdC. Cuando y como quiera por supuesto. Un abrazo.

12:01 p. m.  
Blogger el richal said...

pos pongame unas pisicolas pa'los txurumbeles y pa'la pili un trina de naranjus, sr Verle...

3:05 p. m.  
Anonymous la señora de al lado... said...

Cuanto le hecho de menos, don Piscolabis. Ya le habia encontrado el gustirrinin a que me metiera el codito en la riñoná...

3:07 p. m.  
Anonymous Sr. Verle said...

Coño Richal con este calor, bueno acérquese con la 'fragoneta' y nos tomamos algo. Y tráigase a quien guste. Un saludo.

5:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home