martes, febrero 14, 2006

Historia del vino




La historia del vino es, fundamentalmente, la historia del tiempo: como cada uno de nosotros, el vino es hijo de sus horas. No sólo del tiempo que puede cuantificarse, etiquetarse y, desde luego, cobrarse. También, y fundamentalmente, del que transcurre antes de hacerse líquido: del tiempo en la viña. Desde que, para mitad de marzo, las cepas comienzan a llorar, hasta los últimos días de agosto: entre cinco y seis meses de vida. En el silencio de una mañana de abril, las espalderas de cencibel comienzan a abrir sus mariposas: los botones de algodón que parecen supurar de la recia madera de los pulgares desechan el capullo blanquecino que los recubre y, como en la metamorfosis de un insecto, aparecen las tiernísimas hojas de bordes rojizos. Una helada entonces, una sequía prolongada, un golpe de calor y todo se habrá perdido. Desde ese momento, la historia del cultivo es la de un constante peligro. La floración no será buena si la temperatura no es, exactamente, la apropiada; un año húmedo y templado, producirá oidio o, peor aún, mildiu, arrasando por completo la maduración de los racimos; un agosto excesivamente caluroso inhibirá la síntesis de antocianos y obtendremos un mosto carente de color, nada propicio para la vinificación y la crianza; las lluvias tardías conducirán a caldos de bajo grado y, si el calor no aprieta, a botritis innoble. Y, como no hay enología sin viticultura, en ninguno de estos casos (posibles, probables, inevitables) produciremos vino que se pueda denominar así. Al beber vino, estamos bebiendo tiempo, azar y necesidad: historia. Estaciones fermentadas.


(Fotos: Espaldera de cencibel. Finca Marisánchez en Abril y Noviembre)

11 Comments:

Anonymous Mercutio said...

Andesté la mau...

11:16 a. m.  
Anonymous bisbis bisbis said...

Amigo Protac:

Creo que este link le encantará. A usted y a su colega el marqués.

http://www.winegirl.ch/Languages/Spanish.html

Hay algunas hermosísimas, como la Cuvée Sexy de Côtes du Rhône (véase sección 'Eróticas'). Estos bretones...

lo dicho, espero que le guste el regalo.

un saludo.

11:47 a. m.  
Anonymous Lacónico said...

Hermoso texto, D. Prota. Como amante del vino, le felicito y alzo mi copa a la salud de los buenos...

1:13 p. m.  
Blogger marquesdecubaslibres said...

Excelente colección de etiquetas, particularmente me han interesado las de ciclismo. Pro, anoche me bebí el gewunztraminer manchego que nos regalaron. Me supo a gloria.

1:22 p. m.  
Anonymous verse said...

el sistema nervioso de la tierra...

1:35 p. m.  
Anonymous Lacónico said...

Si a la VID les pones A, es VIDA.

2:22 p. m.  
Anonymous lacónico said...

Siempre bebo en horas buenas
nunca hay en horas malas
como bebo y el cigalas
simpre bebo y fuera penas...

2:38 p. m.  
Anonymous Incorrecto said...

Mi abuelo tuvo un lagar, en una zona de Castilla la Vieja en la que hace muchos años se arrancó la última vid. Era una zona de lagares excavados en cerros gastados por el tiempo, de tierras rojas y negras. Mi abuelo tenía un empleado que se encargaba de convertir las uvas en mosto y el mosto en vino. Un vinillo decente, según me cuenta mi padre, para consumo propio y para pagar a los agosteros (dos litros al día era lo estipulado).
El empleado no apareció una noche. Le encontraron muerto en una gran cuba, donce cayó tras desvanecerse por los gases que desprende la fermentación. O eso me parece recordar. Quizás también sea un "bug" de mi memoria que el vino de aquel año fue el mejor que nunca embotelló mi abuelo. No sé.

5:08 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Apreciado bisbis: excelentísima colección. Muchas gracias por el link, que utilizaré algún martes (que es cuanto toca vinos y licores.)

8:20 p. m.  
Anonymous copias said...

Aún está la cicatriz del corte con la tijera de vendimiar en el anular izquierdo. Arrancaron las vides para plantar maíz. Hoy esa tierra roja es estéril a fuerza de riego salado y de cadmio.

8:24 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Claro que sí, Copias: hoy la vid es una necesidad ambiental de primer orden. ¿Qué otro cultivo de secano rabioso está verde todo el verano? Consumiendo CO2 y produciendo oxígeno.

(La vid es mágica.)

9:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home