viernes, febrero 10, 2006

La estatua del jardín botánico


Esta es una de las canciones que me tienen irremisiblemente atrapado. Quizá porque si algo me gusta de las ciudades son los jardines botánicos, monumentos a la vida quieta de las plantas, extraños laboratorios saviamente animados: con uve de savia. Cartelitos con hermosos nombres latinos: taxonomía, la pasión científica del XVIII. El también irremisible afán de clasificar, de ordenar, de alumbrar el caos con las amarillentas luces de la similitud formal y, a la vez, fundamental, genética, ribonucléica. Drosera rotundifolia, Quercus ilex, Magnolia grandiflora, Vitis vinífera. Plantas y palabras: almas y armas del agnóstico.

La Estatua Del Jardín Botánico

Un día más me quedaré sentado aquí,
en la penumbra de un jardín tan extraño.
Cae la tarde y me olvidé otra vez
de tomar una determinación.
Esperando un eclipse me quedaré;
persiguiendo un enigma al compás de las horas.
Dibujando una elipse me quedaré
entre el sol y mi corazón.
Junto al estanque me atrapó la ilusión
escuchando el lenguaje de las plantas,
y he aprendido a esperar sin razón.
Soy metálico en el Jardín Botánico:
con mi pensamiento sigo el movimiento
de los peces en el agua.

(Fotos: Real Jardín Botánico de Kew, Londres)

15 Comments:

Anonymous Selma said...

Me parece que tenemos parecidos gustos musicales, Protactínio!

¿Podría colgar el mp3 (si no lo tiene, se lo mando)?. Blog-Musical!!!

11:04 a. m.  
Blogger Protactínio said...

Estaré encantado de recibir la canción en mp3. Sería un buen complemento.

(Gracias, amiga.)

11:17 a. m.  
Anonymous Incorrecto said...

Horror. Si está por aquí selma, no tardará en llegar Fedemico...

11:51 a. m.  
Anonymous Lacónico said...

Bravo, Don Prota. Yo también, como Don Celestino Mutis, tengo pasión por los jardines y por los mutis...así que lo hago por el foro.
Hermosa presentación. Un saludo, Selma.

11:56 a. m.  
Anonymous Selma said...

Otro saludo para usted, Lacónico.

Protactínio: le envié la canción.

Incorrecto: se lo voy a decir despacito "yo-no-ten-go-na-da-que-ver-con-fe-de-gui-co".
Do you understand?

12:34 p. m.  
Anonymous Incorrecto said...

Yes, I do, Selma. Nevertheless, it´ll not be like that, but it seems...

1:05 p. m.  
Anonymous Lacónico said...

Qué bien huele, D. Prota. Me encantan las primaveras anticipadas. (con lo que esta cayendo)

1:18 p. m.  
Anonymous Selma said...

Lo que quiero decir, Incorrecto, es que no vamos en pack. El que yo aparezca en un sitio, no significa que acto seguido vaya a aparecer él. Y viceversa.
En cuanto a lo que las cosas son y lo que parecen, habría tanto que hablar...

(Por si no lo saben, está ZP dando una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. ¿¿A quién está atacando?? ¿¿Qué partido es un irresponsable en materia de terrorismo??)

1:27 p. m.  
Anonymous verse said...

la estatua del jardín Lacónico...

2:12 p. m.  
Anonymous Lacónico said...

Bueno, hermosos, feliz finde ¿me permiten que me lleve esta flor @?

Éxito, Protactínio y un abrazo.

2:16 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Lo que más me gusta: que mis amigos utilicen mi bar-fumadero para charlar.

(Muchas gracias.)

((laco: si quiere más flores, se las envío. Son todas de los Kew Gardens, y muy bonitas. Dígame dónde mandar el pedido.))

4:08 p. m.  
Anonymous copias said...

"Stipa tenacissima"
Fumando en los albardinales.

1:42 p. m.  
Anonymous procopio said...

el primer director del Jardín Botánico de Madrid fue el ilustrado canario José Clavijo y Fajardo, que también editaba uno de los primeros semanarios españoles, "El Censor", creo, a imagen y semejanza de "The Spectator" de Addison, and co. Clavijo había sido embajador en Londres, creo.

Mi jardín botánico es el de Blanes, Costa Brava, al borde del mar. No sé si aún existe.

un saludo radiofuturo!

1:46 p. m.  
Blogger Professor said...

Gracias amigo Protactínio. Esto ya empieza a ser una red digna de estudio.

9:04 a. m.  
Anonymous Sr. Verle said...

Maese Protactínio, un bonito botánico. Le recuerdo "Bajo el volcán" de M. Lowry: "¿Le gusta este jardín que es suyo? ¡Evite que sus hijos lo destruyan!"
Después de pasar varios días podando y plantando quercus robur L. (en mi tapado con robledo) me parece oportuno comentar su post. Un cordial saludo.

(Epitafio del santo bebedor, que podría ser el nuestro:
Malcolm Lowry / difunto de la calle Ebria / su prosa fue florida / y a menudo airada / Vivió, noche a noche, y bebió, día a día, / y murió tocando el ukelele)

11:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home