miércoles, febrero 08, 2006

Ostras en Blackpool


Las ostras del mar de Irlanda, un mar extraño de color marrón y playas de chinatos, son algo bastas pero de un tamaño importante y un decente sabor. Acompañadas por una pinta de Ale de Newcastle se dejan comer sin excesivos problemas. En un pais como Inglaterra, donde el personal no come sino que, simplemente, se alimenta, las ostras ponen una nota de cierta sofisticación práctica (eso sí) y afrancesada. Desde aquí les prevengo contra ciertos chigres british donde "cocinan" las ostras; cocinar las ostras, para un inglés, es cubrirlas de mantequilla, rociarlas de menta finamente cortada y meterlas al horno hasta conseguir una especie de bola caliente de fibra flotando inane en un pequeño lago de aceite animal: lo más parecido a un emético de urgencia y, en el improbable caso de que consiga que el comistrajo alcance las profundidades de su estómago, un infalibre diarreico.

17 Comments:

Blogger Melò Cucurbitaciet said...

¡Bienvenido!

(coño, ¡qué hambre!)

((¿cómo conserva la línea?))

1:58 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Querido Melò: ha cortado usted la cinta. Le enviaré una instantánea del momento.
Y no conservo la línea: 1.72 m y 93 kg. ¿Qué me dice?

2:04 p. m.  
Anonymous Lacónico said...

Ostras, si es el blog de Protactínio...Buena suerte.

(habrá que contratar a un negro para atender a tanto blog)

2:07 p. m.  
Anonymous verse said...

1.72 m y 93 kg... exatamente igual que un servidor...

2:29 p. m.  
Anonymous Catón said...

Buena singladura, Protactínio.

2:40 p. m.  
Anonymous procopio said...

felicidades y adelante!!!!!!!!!!

3:25 p. m.  
Anonymous mematsako sakuda said...

ostras y vino
mematsako sakuda
por potsa tino
················
pequeño salmonete
con esas medidas de las que presumes voy a empezar a considerarte gran salmón

3:54 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Maestro mematsako: mis hijas, a veces, me denominan "manatí".

(Por lo escultórico de mi porte, ya sabe.)

4:29 p. m.  
Anonymous Incorrecto said...

Veo que Protactínio, Verse y yo pesamos lo mismo. El club de los 93 (bueno, quizás un par de kilos más después de navidad).
Enhorabuena, este blog promete.
Hablando de "comida" inglesa y bivalvos, en una ocasión, en un lugar llamado King´s Lynn (creo que es Cambridgeshire) me convencieron para que probara sus "afamados" berberechos, que vendían por cucuruchos en un mercado callejero. Te los daban sin las conchas, claro, e inundados en lo que ellos llaman "vinegar", que no es más que ácido acético. Un horror, oiga.
Eso sí, la playa, hasta arriba de mejillones (que los ingleses no comen) y me parece recordar que encontramos incluso percebes (que tampoco comen) entre las rocas.
Alguien dijo en una ocasión que los ingleses se lanzaron a construir un Imperio para no tener que volver por la noche a casa a cenar...

4:32 p. m.  
Blogger Protactínio said...

Por cierto, amigo incorrecto: quisiera contactar con usted para estudiar la posibilidad de cierto cocido de tres trancos. Voy a la Corte este fin de semana. Podría llevar el vino.

(Chardonnay + Airén fermentado en barrica.)

4:40 p. m.  
Blogger marquesdecubaslibres said...

En Atlanta comíó un servidor ostras con Ketchup y una jarra de Coke, tan ricamente.

5:05 p. m.  
Blogger Oficial de todo, capitán de maldita la cosa said...

PaBl

blógido de protactínio

buena singladura y cuidado con las sirenas que son muchas
y vienen descalzas

5:21 p. m.  
Anonymous Mercutio said...

¡Ostras!

Estimado Prota: acabo de volver del dentista; sólo era una limpieza, pero el miedo es libre -como dicen los de El Jueves. Valor. Y montecristos.

Salud.
- - - - -
93 kilos, dicen. Vaya panda gordos, orgullosos de pesar unos lo mismo que otros. Pues servidor, como Alonso Quijano: sesenta sin armadura. Opulentos occidentales...

6:16 p. m.  
Anonymous Sr. Verle said...

Querido amigo: Con cookies se me indigestan las ostras, aunque sean irlandesas. Felicidades por las andanzas de este blog manchego, que buen trabajo le va a costar. Un abrazo.
(Ya sabe verle o no verle hace esta excepción en su honor)
(( Con esa envergadura no sé si llevarle a comer o, como decía mi abuela, comprarle un traje cuando venga))

6:58 p. m.  
Anonymous Neguev said...

Veo que soy la última estimado Prota.
Espero que las Ostras sigan frescas. No me gustaría morir a causa de una en mal estado

buen comienzo

7:00 p. m.  
Anonymous Happel said...

Avanti, Prota

7:19 p. m.  
Anonymous Argantonio said...

Querido Atletinio, qué sorpresa tan estupenda. Le diré que estoy cenando a la luz de unas velas encendidas a nuestro San Eulogio Gárate para que le proteja en esta aventura. Por cierto, en materia gastronómica, qué podríamos esperar de aquellos que llaman igual a una preciosa hoja que a un fétido mojoncillo...

10:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home